Menú Cerrar

Colores de tendencia para renovar el interior de la vivienda en la temporada 2021-2022

El ser humano es creativo por naturaleza y requiere una constante renovación del mundo donde vive, creando nuevos escenarios, reinventando una y otra vez los espacios que habita. Una de las mejores, y más económicas, fórmulas para tener distintos entornos es pintando las paredes de los hogares. En este sentido, y como cabe esperar de una especie como la humana, existen tendencias y modas que ofrecen un camino a seguir para aquellos que quieren permanecer dentro de la actualidad decorativa cada año.

Los diseñadores de interiores, decoradores y estilistas del hogar buscan un año más la fórmula ideal para encontrar la paz y aumentar la sensación de bienestar dentro de la casa que sirve de refugio y desconexión. Las tendencias en esta temporada se encaminan hacia los colores tierra, azules y verdes.

Profundicemos un poco más para saber cuáles serán los colores definitivos más destacados según los expertos.

La calidez elegante del Brave Ground

Sin lugar a dudas, este es el color de la temporada. Es el color elegido para representar el equilibrio, la armonía, la serenidad, la tranquilidad, la conexión con las cosas simples y sencillas de las que consta la felicidad. Es un tono cálido, que gira en torno al marrón y al gris, conectando con la naturaleza, una base ideal para combinar prácticamente con cualquier estilo decorativo.

La seguridad de un infalible; el blanco

Eterno, imperecedero, un año más, como no puede ser de otra forma, el blanco mantiene su condición de máximo exponente en el mundo de los elegidos por los especialistas y diseñadores de interiores. El blanco puede seguir utilizándose para las paredes, para los muebles, los objetos textiles y decorativos. En cualquier espacio que ocupe, siempre será un acierto. Y es que no se pueden negar los beneficios que ofrece este color, ya sea para ganar amplitud o luz, para permitir mil y una combinaciones, por el aspecto limpio, la alegría que aporta… en fin, nada más que decir, siempre de tendencia; el blanco.

El verde oliva, un toque natural, suave y delicado

La naturaleza, cada vez más presente en la vida de las personas, llega también a los estilos y tendencias de decoración para los hogares. Los tonos verdes ganan protagonismo esta temporada, aunque limitando su exuberancia, siendo el verde oliva el vencedor de toda la gama de este color. El éxito de este tono se debe precisamente a su delicadeza, suave y armoniosa, que es capaz de llevarse de maravilla con estilos decorativos actuales para salones y dormitorios.

La tranquilidad y confort del beige

En la continua búsqueda de la reconexión con uno mismo cuando llega a casa, también entra en pugna el color neutro del beige, en buena medida para competir con el blanco. Los tonos crudos están llamados al éxito en la tendencia de esta temporada para dar color a las paredes de cualquier parte en los hogares. El motivo es que logran transformar cualquier rincón en una zona de relax, donde sentirse tranquilo y muy cómodo.

Los azules, para volver al mar

Al igual que el verde oliva daba una oportunidad para sentirse en la naturaleza de los bosques, el azul también representa esa otra cara de lo natural, en este caso, con recuerdos marinos.

El celeste para la cocina

El azul celeste gana importancia cuando se utiliza en entornos como la cocina, en los que el trabajo diario se verá menos forzoso, más alegre y luminoso, ganando, al mismo tiempo, la paz, la desconexión y la diversión de cocinar lo que uno quiere o más le apetece.

El azul intenso para el salón

Este otro tono es el elegido para dar fuerza y carácter a los espacios compartidos sin perder la frescura y la intensidad del mar, además de proporcionar calma y bienestar. Lo mismo se puede ver cubriendo testeros enteros que en pequeños espacios decorativos, rincones, mesas, o elementos textiles.

El azul con el gris

La difuminación es un aspecto de creatividad al que se presta con elegancia el azul cuando este tiende a gris. Esta combinación seguirá ofreciendo frescura, pero con un toque elegante. El fondo gris sobre el que se entremezcla el color cielo será muy fácil de integrar en diferentes entornos de la casa, consiguiendo ese término medio que aporta clase y distinción.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies