Menú Cerrar

El alicatado en los cuartos de baño suele ser un trabajo habitual entre los profesionales de la construcción, sin embargo, esto no significa que siempre se logre unos buenos resultados. Se requiere experiencia y conocimiento para llevar a cabo este tipo de trabajos que, para muchos, es algo parecido al arte.

En cualquier caso, para obtener los mejores resultados posibles, que se note la calidad de un trabajo bien hecho, pero que además sea duradero, es fundamental que estos azulejos estén perfectamente nivelados. Para conseguir un resultado profesional en cualquier reforma, tanto si se es un experto como si se es un manitas, siempre es positivo conocer algún truco, técnica o sistema novedoso de utilidad para ser más eficaz, rápido e incluso económico. Estas son algunas de las claves que hay que saber para realizar un buen trabajo de nivelación en los azulejos de las paredes.

  1. La adecuación de la pared

El primer paso que hay que dar para llevar a cabo la tarea de nivelar los azulejos es el de comprobar que las paredes están en perfecto estado. Habrá que revisar bien toda su superficie y determinar si necesitan o no un acondicionamiento antes de iniciar la nivelación en sí. Lo más acertado para este trabajo es utilizar un nivel de burbuja.

Cuanto más nivelada esté, más fácil y rápido será colocar los azulejos después. Con el uso del mortero se logrará este objetivo, por lo que hay que tomar bien las medidas para proceder, después, a la colocación de los azulejos nivelados.

Así mismo, una vez realizado este trabajo, se dejará la pared perfectamente preparada para continuar. Para ello se deberá limpiar, lisar y secar a fondo.

  1. El sistema de nivelación con cuñas

Conocer y manejar a la perfección un buen sistema de nivelación, que se haya diseñado específicamente para este tipo de trabajo, facilitará y hará que se alcance un elevado nivel de calidad en la terminación.

El mercado ofrece diferentes modelos, entre los que cabe destacar por su avanzado diseño el sistema Peygram, con cuñas y un calzo que facilitará notablemente la realización de la nivelación.

En cualquier caso, con un kit de nivelación con sistema de cuñas reutilizables, se consigue de forma mucho más segura que las baldosas de la pared se mantengan al mismo nivel, evitando que se desplacen mientras fragua el mortero. Su ventaja es doble, ya que se alcanza un mejor acabado y también es más rentable al ser reutilizables.

  1. El encolado

Para esos casos complicados en los que las baldosas tienen demasiado relieve o utiliza azulejos por encima de las medidas de 30 X 30, lo más aconsejable es llevar a cabo un doble encolado. De este modo, nos aseguramos que no quede ningún hueco o resquicio sin este pegamento y agarre bien a la pared.

  1. El buen uso del adhesivo

No solo hay que tener la precaución de realizar un doble encolado cuando el azulejo lo pida. El adhesivo ocupa un papel protagonista en la nivelación de los azulejos en paredes si se quiere obtener un acabado perfecto.

Por este motivo, es necesario usar la cantidad adecuada, ni en exceso que puede hacerlos caer, ni en defecto, pues no llegará a agarrar lo suficiente. Es importante que se extienda sobre la pared antes que sobre el azulejo, aunque también es posible usarlo en las dos superficies si hay que asegurarse que no se mueva. O obstante, si solo hay que dar una capa, mejor sobre la pared que en el reverso del propio azulejo.

Por último, pero no menos importante, hay que mantener los tiempos de secado debidos. Es muy peligroso, ya que se pueden mover si se retiran las cuñas antes de tiempo. No respetar el tiempo para que la cola se asiente desplazará los azulejos, pero, además, es posible que produzca desniveles, estropeando todo el trabajo de nivelación. Para no errar en estos tiempos, habrá que tener en cuenta el tamaño del azulejo y seguir los consejos del fabricante del adhesivo.

  1. La colocación y retirada de las cuñas

Un factor igualmente importante para realizar un buen trabajo de nivelación de azulejos en paredes será la colocación y la retirada de las cuñas, que no deberá realizarse con las manos, sino usando un alicate específico. Así, se facilita la labor y se consigue un mejor acabado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies