Menú Cerrar

Antes de enfrentarse a cualquier tipo de reforma en el hogar, es fundamental conocer los pasos que se van a dar, calcular los tiempos, tener una organización precisa… No obstante, el resultado bien merecerá la pena y se podrá disfrutar de la vivienda que siempre se había soñado.

Sin embargo, para que se cumplan las expectativas depositadas en todo este proceso, es necesario seguir algunos consejos antes de ponerse manos a la obra.

En primer lugar, hay que estudiar las necesidades reales que se tienen y fijar un presupuesto en base al dinero que se quiere, o se puede, gastar.

En segundo lugar, se han de buscar auténticos profesionales, comparar diferentes ofertas presupuestarias que incluyan los materiales y las calidades que se desean.

En tercer lugar, se debe elaborar un contrato de obra para que la empresa contratada se ciña a lo pactado y no haya malentendidos o sorpresas desagradables, por lo que hay que mantener siempre una comunicación fluida con los trabajadores mientras dure la reforma. Así mismo, es importante solicitar los permisos de obra para no ser sancionados

Por último, armarse de paciencia es fundamental, pues va a ser un periodo duro que parecerá no tener fin, pero después de la tormenta, siempre llega la calma y se podrá disfrutar de un hogar hecho a medida.

Una vez hecho este trabajo previo se puede comenzar la obra. Estas son las fases por las que pasará.

Demolición de vivienda

El primer paso será eliminar todo aquello que no se quiere o necesita. Habrá que derribar tabiques y todo aquello que no se quiera reutilizar o impida la ejecución final del proyecto.

Albañilería

En esta fase, se llevará a cabo la construcción de nuevos tabiques, la apertura de los huecos donde irán colocadas las puertas y las ventanas, las rozas para las instalaciones… Recuerda que esta parte es esencial para conseguir buenos acabados, nadie quiere terminar la reforma y ver paredes torcidas o remates mal ejecutados. Por este motivo, desde el principio de este artículo, se hacía hincapié en la necesidad de contratar solo auténticos profesionales, con demostrada experiencia y referencias positivas de otros clientes

Instalaciones

Ha llegado el momento de hacer todas las instalaciones necesarias para crear y mantener una buena calidad de vida (electricidad, fontanería, calefacción, gas…), que quedarán ocultas bajo el nuevo suelo, dentro de las paredes o en el falso techo.

Revestimientos y pavimentos

Después de un periodo de auténtico caos, llega el momento en que las cosas empezarán a tomar un poco de forma. Se ponen los suelos, se visten los baños con los azulejos elegidos…

Falsos techos

Ahora le toca el turno a la parte superior con la colocación de techos más bajos de pladur. Habitualmente se colocan en baños y cocinas, pero cada vez es más común instalarlos también en otros lugares de la casa. Esto permite empotrar la iluminación, poner aislantes y tapar las imperfecciones de los techos más antiguos.

Carpintería

En este momento de la reforma, la vivienda ya parece una casa de verdad. Llega el momento de realizar los trabajos de todo tipo de carpinterías, tanto de aluminio, como forja o madera.

Equipamientos

Por fin se actúa sobre los elementos básicos, tales como los sanitarios, los lavabos, la grifería, los electrodomésticos y todo el mobiliario de la cocina.

Pintura

Pintar las paredes de los colores elegidos, un proceso que lleva tiempo si se desea conseguir buenos resultados: proteger para no manchar de pintura otros elementos, alisar imperfecciones de la pared, aplicar tres capas…

Limpieza

La propia empresa de reformas suele contar con un equipo de limpieza especializado que entrega a sus clientes la casa para entrar a vivir. Si no es así, lo mejor es contratar a profesionales que sepan cómo eliminar el polvo o las manchas que se acumulan durante el periodo de reformas.

Decoración y mudanza final

Llega el final, la reforma a terminado, tan solo queda decorar la casa al gusto de sus habitantes, ya sea por uno mismo o aconsejado por una empresa de interiorismo. Quedando definitivamente como una proyección de la personalidad y el gusto de sus propietarios o inquilinos.

Hasta aquí las fases por las que pasará toda reforma integral de un hogar. Conocerlas ayuda a saber en qué punto se encuentra la reforma y a calcular mejor los tiempos. Por último, cabe recordar de nuevo la importancia de elegir bien a una empresa profesional. En caso contrario, por muy claras que se tengan las ideas o por muy buenos que sean los materiales elegidos, todo puede acabar en un verdadero caos, con resultados insatisfactorios, malos acabados, que no cumplan ni de lejos las expectativas puestas. Ya que se trata de una inversión bastante importante, no hay que descuidarse en la elección de la mano de obra.

VISITA ALGUNAS DE NUESTRAS CONSTRUCCIONES

Vivienda Mirasierra

Gimnasio Your Traininig Lab

Discoteca Black Star

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies