Menú Cerrar

La normativa nacional obliga a la solicitud de una serie de licencias y permisos para llevar a cabo obras en las viviendas y locales comerciales. Una empresa especializada sabrá cuáles pedir para sacar adelante cualquier proyecto y que no se paralicen las obras ni se sufra algún tipo de penalización.

Es muy importante, por tanto, saber en qué situaciones y qué permisos pedir para llevar a cabo una reforma sin problemas. En este artículo se dejará claro cuáles son los más habituales y cómo realizar el procedimiento de solicitud.

Qué es un permiso de obras

Comenzamos explicando brevemente que un permiso de obras o de construcción es un trámite necesario con el que se garantiza que se está cumpliendo con la normativa actual. En él se considera que se establece la seguridad necesaria sobre todas y cada una de las personas implicadas en la obra, así como en relación a la integridad del propio edificio donde se están realizando los trabajos.

Estos permisos deben solicitarse en las oficinas de urbanismo de los ayuntamientos del lugar donde se realiza la obra. Una vez pagadas las tasas y aceptados los derechos que correspondan, se permitirá el inicio de las obras, que se deberán adaptar a los planos y especificaciones de la documentación presentada.

Según el tipo de obra a realizar, se pedirá un tipo de licencia o permiso.

Licencia de obra menor

Este tipo de permisos serán necesarios cuando los trabajos que se tengan que llevar a cabo, tanto a nivel constructivo como técnico y económico, tengan la consideración de sencillos. El grado en estos tres pilares será lo que determine si hay que solicitar una licencia de obra mayor o menor.

Ejemplos de obra menor son aquellas referidas a pequeñas reparaciones, como pueden ser las reformas de baños, las acciones sobre los revestimientos, los diferentes trabajos de fontanería, de electricidad, de saneamiento y cerramientos (ventanas, puertas o tabiques). Así mismo, también pueden considerarse trabajos de obra menor una instalación de calefacción, la eliminación de barreras arquitectónicas…

La característica principal de una licencia de obra menor es que concede un tiempo determinado para terminar una obra. Si pasado ese periodo de tiempo no se ha finalizado la obra, habrá que solicitar un aplazamiento. Por otra parte, una de sus ventajas más claras es que no requiere de un proyecto técnico, por lo que hay un ahorro considerable de dinero. Para esta solicitud bastará, en un principio, con presentar el modelo de solicitud adecuado, fotocopia del DNI del solicitante y el justificante de haber pagado las tasas que se requieran.

Licencia de obra mayor

Por el contrario, la licencia de obra mayor habrá que solicitarla, como cabe imaginar, cuando los trabajos de reforma impliquen una modificación estructural del inmueble o bien una alteración notable de su superficie y/o en su distribución. Es habitual tener que solicitarla para las obras relacionadas con los elementos comunes de los edificios, pero, también, para llevar a cabo una nueva planta (ampliaciones en altura), o a lo ancho (de volumen). También habrá que tenerla en caso de querer implementar un cambio en el uso al que, en un principio, estuvo destinado el inmueble.

Cuando hay que solicitar este tipo de licencia, hay que aceptar una ampliación en los requisitos y tasas. Esto significa que habrá que entregar todos los documentos que se requieren en las licencias de obra menor más un proyecto de la reforma que deberá estar redactado y firmado por un arquitecto y sellado por un colegio profesional. Las tasas, como cabe esperar, serán de mayor cuantía.

Un factor negativo de estas licencias es que pueden llegar a tardar meses en ser concedidas, puesto que la resolución debe aprobarse por los técnicos del ayuntamiento, y suelen llevarse bastante tiempo revisando los documentos entregados antes de emitir su resolución.

Por este motivo es tan importante que el equipo encargado de la reforma también ofrezca el servicio de obtener los permisos, puesto que los entregará en tiempo y forma, además de conocer las vías más rápidas para que se obtenga la resolución definitiva. De este modo, no solo no se rechazará al estar todo perfectamente cumplimentado, sino que no tardará tanto tiempo en obtener los aprobados del ayuntamiento correspondiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies